El interior Rasheed Worrell llega al primer equipo de Cantbasket 04

publicado en: Noticias | 0

El equipo santanderino continúa reforzando su plantilla con el juego interior de Rasheed Worrell

Rasheed Worrell es la quinta incorporación de la temporada 2020/21 de Cantbasket 04, que por séptima temporada consecutiva competirá en la Liga EBA, tras la de los aleros Steven Kuminga e Imanol Mena, el base José Morales y el cántabro Diego Ibarlucea, sumada a las renovaciones de los jugadores Jaime GarcíaAlejo Rúa-FigueroaJon PeñaAndrés Pariente y Álvaro Reyes. La primera plantilla del club santanderino continuará bajo la dirección de Joaquín Romano, y todo su cuerpo técnico (Amador Díaz, Nacho Goñi, Juan Carlos García y Hugo Rasilla).

Nacido en el año 1996, en Belhaven (pueblo ubicado en el condado de Beaufort en el estado estadounidense de Carolina del Norte), Rasheed Worrell, el nuevo jugador de Cantbasket 04 es un jugador interior que se adapta con facilidad a los puestos de ala-pívot y pívot.

La pasada temporada jugó, por primera vez, en Europa, en las filas de Loughborough Riders, de Reino Unido. En su primer año como rookie europeo, y hasta la suspensión de la competición por la epidemia, promedió 16.3 puntos y 8 rebotes por partido, en los 12 encuentros oficiales que disputó en la primera división (D1) de la NBL (The National Basketball League). Rasheed Worrell fue el MVP de la cuarta jornada, en el triunfo de su equipo ante el Bradford Dragons por 82-77, con una actuación de 23 puntos (9/13 en tiros) y 15 rebotes, con una valoración final de 34 puntos.

Previamente, Worrell disputó la NCAA 2, en las filas del Lynn, durante las temporadas 2017/18 y 2018/19, con un promedio de 10.9 puntos y 7 rebotes, en 27 partidos disputados, durante la primera campaña, y 8 puntos y 7 rebotes por encuentro (30 partidos jugados) en la segunda. Con anterioridad, en sus dos primeros años como universitario, jugó la NCAA1 con los “Falcons”, el equipo de la Bowling Green State University. En la temporada del debut, la 2015/16, jugó 34 partidos, con una media de 7.1 puntos y 4.6 rebotes; y en la 2016/17 jugó 29 partidos (4.2 puntos y 3.6 rebotes de media por encuentro). Antes de su salto a la NCAA jugó con el Sipsey Valley High School, situado en Buhl (Alabama).